Octubre 2017

Hola a todos, ¡muchas gracias por sus visitas y comentarios! .

Este mes contamos como invitadas a 3 mujeres de altísima calidad profesional.

Por simple orden de entrega de los artículos, la primera se trata de la periodista estadounidense Lydia Dishman, especializada en los temas que vinculan tecnología, liderazgo e innovación, colaboradora de Fast Company y otras publicaciones de renombre. Lydia aborda el tema de la habilidad de los freelancers para prepararse rápidamente al futuro del trabajo.

La segunda es mi amiga Gabriela Olivan, Head of Corporate Communications for Hispanic South America, de Accenture Argentina, quien trata el tema de los filtros y algoritmos que nos presentan sólo los temas de nuestra preferencia.

Por último, nuestra colega Fabiana Gadow, Partner de InGrow Consulting, que reflexiona sobre el liderazgo femenino.

Por mi parte hago algunas reflexiones sobre la magnitud de los cambios que se avecinan y los prototipos del futuro.

Incluyo también el habitual Flash Laboral y un video de Sophie la primer robot ciudadana de Arabia Saudita y por ende mundial.

Como siempre los invitamos a dejar sus comentarios y seguirnos también en las redes sociales.

Guillermo

jueves, 31 de julio de 2014

CON ESTOS JEFES, TODOS PUEDEN CONVERTIRSE EN HÉROES EN SU TRABAJO


Por Alejandro Mascó, Partner en Humanbrand 


Las palabras de Javier Mascherano a Sergio Chiquito Romero fueron clave. No por lo que en sí mismo significa ser un héroe. Valieron, en cambio, por la confianza, la contención y la creencia en el otro que esas arengas implicaron. Esas palabras fueron una fortaleza extra ante la situación de tensión y estrés.

Cuando un líder o un compañero de trabajo logra, mediante sus palabras, motivar y dar apoyo es importante. Pero es difícil de igualar cuando esas palabras llegan luego del sacrificio, el aliento permanente y la continua confianza en el otro.

El concepto de liderazgo se define como la capacidad de influir sobre las personas para incentivarlas y lograr que trabajen por un objetivo en común. Como la mayoría sabe, a quien ejerce el liderazgo se lo conoce como líder. El liderazgo es una función ocupada por una persona que se distingue del resto y es capaz de tomar decisiones acertadas para el grupo, equipo u organización, inspirando al resto de los participantes.

"Vos podés, tenés la fuerza, la capacidad y mi apoyo." Lo que consigue un jefe al decirle a un empleado ante una situación de desafío importante estas palabras es una sensación única para que el otro logre el objetivo esperado en pos del bien común.

Esos argumentos -sumado a la inspiración del ejemplo del líder- imprimen en cada uno de los miembros una fuerza única para que la capacidad innata florezca en el más elevado de los estados. Y esas capacidades y habilidades ganan espacio fundamentadas en la creencia del otro que, a su vez, se transforma en la creencia de uno mismo.

A pesar de que los objetivos no se logren, las palabras del líder generan una estima que permite en cada uno de los miembros creer y crear, ante futuras decisiones o situaciones de desafío, una fortaleza interna para quebrar las propias barreras que nos impiden muchas veces alcanzar lo que esperamos.

Encontramos muchísimas situaciones en la vida que por propias barreras personales no pueden atravesarse. Es hora de dejar de lado todo eso que limita. En cada una sociedad, determinados mandatos sociales imprimen un sello en el inconsciente que llega hasta la consciencia y que limita las capacidades de lo posible. El discurso y la palabra del otro que generan la motivación que permite poder atravesar esas barreras y lograr los objetivos.

Desde determinados perfiles, el poder puede transmitir fuerza y confianza a los miembros de sus equipos. Sumar la emoción, que permite percibir a un líder que hurga en sus propios sentimientos y compartirlos, es generalmente para un individuo el comienzo del fortalecimiento de su estructura de autoestima que sirve para alcanzar aquello que lo acerca más a su propio reconocimiento y aptitud.

De esta manera, cada uno encuentra la opción para convertirse en héroe en el trabajo, con los amigos y con la familia aprendiendo a creer en sí mismo. "Todo parece imposible hasta que se hace", decía Nelson Mandela. Vale creer en sus palabras. Su ejemplo de liderazgo refleja que es posible motivar a cada uno de los integrantes de un equipo para lograr que den un poco más de sus capacidades.

El reconocimiento de la capacidad del otro es un valor único y muy apreciado por aquellos que lo reciben.De esta manera, sin darse cuenta, se puede ser partícipe de la emoción que experimenta una persona por lograr aquello que muchas veces parece imposible. Seguramente Chiquito Romero sintió que Mascherano le ofreció una fortaleza única que hizo vibrar a más de 40 millones de argentinos. Si todos los líderes pudieran transmitir este grado de confianza, ¿hoy te convertirías en héroe?

1 comentario:

Pato dijo...

Excelente Alejandro! Un fuerte abrazo y me alegro de leerte x aqui. Pato.-