Octubre 2017

Hola a todos, ¡muchas gracias por sus visitas y comentarios! .

Este mes contamos como invitadas a 3 mujeres de altísima calidad profesional.

Por simple orden de entrega de los artículos, la primera se trata de la periodista estadounidense Lydia Dishman, especializada en los temas que vinculan tecnología, liderazgo e innovación, colaboradora de Fast Company y otras publicaciones de renombre. Lydia aborda el tema de la habilidad de los freelancers para prepararse rápidamente al futuro del trabajo.

La segunda es mi amiga Gabriela Olivan, Head of Corporate Communications for Hispanic South America, de Accenture Argentina, quien trata el tema de los filtros y algoritmos que nos presentan sólo los temas de nuestra preferencia.

Por último, nuestra colega Fabiana Gadow, Partner de InGrow Consulting, que reflexiona sobre el liderazgo femenino.

Por mi parte hago algunas reflexiones sobre la magnitud de los cambios que se avecinan y los prototipos del futuro.

Incluyo también el habitual Flash Laboral y un video de Sophie la primer robot ciudadana de Arabia Saudita y por ende mundial.

Como siempre los invitamos a dejar sus comentarios y seguirnos también en las redes sociales.

Guillermo

jueves, 2 de noviembre de 2017

PROTOTIPOS Y PARADOJAS DEL FUTURO


Por Guillermo Ceballos Serra

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender”  Albin Toffler. 

Estamos viviendo una época fascinante. Una etapa de la humanidad sin parangón, donde se respira una atmósfera que preanuncia que todo va a ser muy diferente en muy corto plazo.

Por supuesto hubo tiempos de innovación y descubrimientos trascendentales, ¿podemos acaso imaginar el impacto que habrá tenido el descubrimiento de América rompiendo todos los paradigmas existentes? ¿Quizás algo comparable a encontrar vida inteligente en otro planeta?

Lo diferente del presente, es que estos cambios modificarán sensiblemente nuestro día a día. Serán permanentes, constantes, exigiendo una continua transformación de nuestra parte.  Novedades que nos obligan a abrir nuestras mentes de par en par para imaginar alternativas a nuevas realidades y soluciones a nuevos problemas.

Para ellos tenemos que ser capaces de liberarnos todo lo aprendido, recuperar la curiosidad y la capacidad de sorprendernos. Mantener la actitud del aprendiz que captura conocimientos de allí donde sea que se encuentren. Volver a preguntar, cuestionar, dudar…

¿Volvemos al método socrático para comprender el presente e imaginar el futuro? ¿Vuelta a los clásicos para comprender la era digital?

Tenemos muchos ejemplos de revoluciones paradigmáticas que ya están ocurriendo.

En efecto, en el campo diplomático hay un nuevo hito desde el mes de septiembre de 2017.  Este servicio focalizado en defender los intereses de los estados frente a otros estados y de los estados frente a los organismos internacionales, ha mutado sustancialmente con la designación realizada por Dinamarca del primer embajador digital que representará a su país en Silicon Valley, para interactuar con las grandes firmas tecnológicas. El designado ha sido Casper Klynge quien cuenta con notable experiencia en materia diplomática como puede leerse en el perfil de LinkedIn del primer Tech Ambassador de la historia.

"Su misión era identificar posibles tecnologías interesantes y aconsejar a los embajadores y a los políticos sobre este tipo de adelantos. Esto puede verse como un antecedente. Pero la creación de un embajador digital lleva esta cuestión a otro nivel, a otra escala", según declaraciones a la BBC Mundo de Corneliu Bjola, profesor asociado de Estudios Diplomáticos de la Universidad de Oxford.
El mundo digital revoluciona el empleo, IOT, la seguridad de los datos, la medicina, ¿no es suficiente razón para que un estado se interese por lo que impactará a sus ciudadanos? No se prescinde de las relaciones entre estados, se incorporan nuevos canales comunicacionales que actúan sin intermediarios conforme a las nuevas realidades.

En el campo exclusivamente privado, observamos el encuentro de los mundos que parecían correr por andariveles paralelos. Finalmente se han encontrado y sin duda esto ocurrirá cada vez más frecuentemente.

Über y la compañía brasileña Embraer sellaron un acuerdo que permitirá el desarrollo de aeronaves eléctricas de uso urbano, según anunciaron el pasado mes de abril ambas compañías. Se trata de pequeños vehículos eléctricos con despegue y aterrizaje vertical, para solucionar el problema del transporte en  regiones urbanas congestionadas, desarrollando taxis aéreas controladas por comandos eléctricos.

No es ni remotamente el único caso, se están generando alianzas y adquisiciones para competir en este nuevo mundo dual o híbrido entre el mundo virtual y el físico.  

Amazon adquirió Whole Foods Market, una cadena estadounidense de supermercados que vende solo alimentos naturales y orgánicos. Tiene 460 tiendas (también presente en Canadá y Reino Unido) y 90 mil empleados. Pagó 13.700 millones de dólares, lo que significa la mayor compra de su historia. ¿Por qué lo hace? Para que Amazon sea capaz, como indica su logo, de vender productos de la A la Z y competir con Walmart; quien para no quedar fuera se alía con Google. Algo está cambiando…
Específicamente en nuestra área sobran ejemplos, ya que todo fluye, todo cambia, las formas de buscar empleo, los métodos de reclutamiento, el vínculo entre jefes y empleados, los estilos de liderazgo, los modos de atraer, formar y desarrollar talento.

¿Vuelve Heráclito? ¿Otro clásico que nos ayuda a entender  la era digital?

Una sorpresa de esta semana. Por primera vez en la historia, un robot, Sophia, es el primer ciudadano de un país. Arabia Saudita, uno de los países más comprometidos actualmente con el desarrollo tecnológico, ha admitido al primer robot ciudadano de su país y, primer robot ciudadano del mundo. Claramente una maniobra para atraer inversores tecnólogicos, pero nunca antes se había hecho algo así, ni siquiera se había planteado debate alguno. ¿Podrá votar? ¿Podrá conducir un vehículo cuando las ciudadanas del país todavía no pueden hacerlo solas?

¿Cuánto pasará hasta compartir oficinas?, ¿Podrá Sophia ser susceptible de acoso laboral? ¿Podrá afiliarse  a un sindicato?  ¿Liderarán equipos de trabajos híbridos (humanos + robots)?

Hay mucho por aprender e imaginar, por plantearnos hipótesis antes de que ocurran. Pensar los valores que inculcaremos en la programación de estas inteligencias artificiales y la ética de estas nuevas relaciones. Pero, por cierto, será mejor que nos apuremos para llegar con algunas respuestas a tiempo.

¿Necesitaremos ir al cine para ver la nueva versión de Blade Runner?


Interview With The Lifelike Hot Robot Named Sophia | Sophia obtiene la primera ciudadanía robot de Arabia Saudita



Sophia, el robot diseñado por la compañía de robótica con IA basada en Hong Kong, Hanston Robotics, recibió la ciudadanía del Reino de Arabia Saudita. Es la primera vez que un robot recibe tal distinción, lo que alimenta el debate sobre "derechos de los robots".

LIDERAZGO FEMENINO: UN DESAFÍO EN UNA OPORTUNIDAD


Por Fabiana Gadow, Partner at InGrow Consulting
A medida que las organizaciones enfrentan más demandas de innovar, mayor competencia, más incertidumbres, ambigüedades y complejidades en la gestión de los negocios, los clientes y de los talentos, comienzan a necesitarse nuevas capacidades de liderazgo, y aún cuando se percibe el aporte que tienen las líderes mujeres en posiciones decisorias, mucho queda por recorrer.
¿Algunos datos?

Hasta los años ´60 los hombres y las mujeres recibieron distintas señales de lo que se esperaba de cada uno. De las mujeres, que fueran esposas, madres, voluntarias en la comunidad, maestras, emocionales, afectivas y vulnerables. Sus habilidades se centraban en cooperar, ofrecer respaldo, comprender y servir a los demás. De los varones que fueran competitivos, fuertes, decisores, proveedores y que mantuvieran el control. Estas expectativas operaron en la construcción de modelos predominantes y explican alguna de las diferencias que todavía hoy podemos encontrar.

Abordar la problemática del acceso de las mujeres a cargos directivos, y su potencial a futuro, requiere ir un paso atrás: a la educación. Según estadísticas del Foro Económico Mundial en América Latina un tercio más de mujeres que hombres completan su educación universitaria. Sin embargo, se exhibe una participación baja en los niveles de posgrado. Un estudio realizado por el diario El Economista sobre programas de MBA en los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, indica que las mujeres representan menos del 30% de las graduadas.

La representatividad femenina en puestos directivos crece pero lentamente. Según la investigación del 2016 del International Business Review (IBR), encuesta de Grant Thornton aplicada a 5.520 empresas en 36 economías del mundo, en Latinoamérica el 18% de los puestos de alta dirección está en manos de mujeres. Esto baja significativamente cuando se trata de Consejos de Administración, Directorios o roles de CEO. En Argentina de hecho, sólo el 4% de las empresas están dirigidas por mujeres.

En lo que hace a la dimensión económica, una investigación realizada por la consultora Nielsen muestra el control que las mujeres vienen logrando sobre la decisión de los gastos. Invertir en ellas genera aumento de ventas, mercados expandidos, mayor innovación, mejor gestión de talento. Controlan U$20 billones del gasto total de los consumidores e influencian el 80% de decisiones de compra a nivel mundial (Deloitte).

El tema está instalado: las empresas vienen tomando consciencia de que la diversidad de género debe estar en la agenda de los negocios.

Desafíos y Obstáculos

1. Las demandas de la vida familiar imponen un mayor desafío a las mujeres dado que continúan siendo el centro de la misma.

2. La modalidad de trabajo instalada de disponibilidad absoluta: “en cualquier momento y en cualquier lugar”.

3. Estereotipos: si se muestra sensible es considerada “débil”, si es muy asertiva se la ve como “masculina”.

4. Mitos instalados: se piensa que les falta espíritu competitivo, que ceden fácilmente, que no saben negociar con firmeza.

5. Algunos obstáculos son autoimpuestos: ej. querer controlar todo lo doméstico y familiar (“nadie lo hace como yo”), subestimación en algunos casos de sus propias contribuciones al negocio.

6. La escasez de roles femeninos para imitar, la dificultad para encontrar mentores, y la menor experiencia histórica en posiciones directivas.


¿Oportunidades?

1.  Paulatina ruptura de la tendencia de sus elecciones vocacionales resultantes de la masculinización      o feminización de algunas carreras.

2. Impacto potencial en la carrera profesional de la maternidad como momento vital indelegable.

3. Definición de estrategias para compatibilizar la vida familiar, el vínculo con los hijos y otros          intereses.

4. Búsqueda de una real independencia y autonomía personal a través de la educación y de alcanzar puestos que le permitan contar con ingresos propios y suficientes.

5. Efecto que puede tener en las relaciones de pareja que la mujer asuma posiciones de liderazgo de más poder e ingreso económico que el hombre.

6. Alto valor asignado en la sociedad moderna a la belleza.

7. Nuevos espacios de poder público-político que se les abren, con los consecuentes efectos de exposición, riesgo, reputación, entre otros y su decisión de asumirlos.
El rebote de los cambios laborales y sociales que vive la mujer cuestiona el paradigma masculino clásico, y esto es un desafío en sí mismo. Emerge un nuevo tipo de hombre, cuya seguridad no está en pugna con lo emocional. Aparecen otros patrones: se expresan más en lo afectivo, se ocupan de lo doméstico, pueden delegar en su pareja decisiones de inversión, son padres dedicados a aspectos diarios de los hijos (escolares, médicos, cuidado).

¿Qué se puede hacer?

El abordaje de esta temática requiere un trabajo integral multi-sector. Organismos públicos, ONGs, Empresas, Instituciones educativas tienen una rol clave para implementar políticas y prácticas efectivas y sustentables. Pero más allá de esto no puede desconocerse que las mujeres y hombres, individual y colectivamente, son protagonistas cuestionando los estereotipos instalados y cambiando comportamientos y su estilo social, de trabajo y de vida familiar.
A futuro…las mujeres líderes tienen un rol clave hacia las nuevas generaciones

El proceso está en marcha. Las actuales líderes femeninas tienen en sus manos una gran responsabilidad. Han luchado durante décadas, han alcanzado metas y logrado espacios. La solidaridad es fundamental para ayudar a las jóvenes a que al menos los obstáculos que surjan sean otros y sepan cómo sortear los ya conocidos. Como modelos, como mentoras o simplemente como mujeres visibles, pueden hacer una diferencia en la construcción de una sociedad más diversa e inclusiva.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

UNA RED DE BURBUJAS



Por Gabriela Olivan, Head of Corporate Communications for Hispanic South America, Accenture Argentina. Propietaria de  Insights Explorer - Blog de Gabriela Olivan

Todos los días leemos en los portales informativos noticias que nacen y crecen en las redes. Muchas veces tomamos conocimiento de “esas noticias” por los medios tradicionales y no por nuestras redes sociales. ¿Por qué sucede? Aquí proponemos una respuesta: el filtro burbuja.El filtro burbuja es una idea creada por Eli Pariser. En el 2011 publicó The Filter Bubble: What the Internet Is Hiding from You, un libro que se convirtió en un clásico. Un texto que se adelantó a su tiempo. Hace unos días una editorial anunció la publicación en español. 

Veamos un poco de qué se trata: Eli Pariser alertaba sobre los sesgos que producen los algoritmos de los sitios más populares del mundo. Más sencillo: los sitios que usamos todos los días nos ocultan algo mientras nos están mostrando algo. Muestran y ocultan en función de nuestras preferencias pasadas. Veamos. Julio Alonso, profesor y “traductor” cuenta que: 

“El filtro burbuja es el espacio en línea que representa tu universo personal de información- único y construido para ti por filtros personalizados que potencian la web. Facebook contribuye con temas para leer y actualizaciones de estado de amigos, Google personaliza tus búsquedas y Yahoo News tus noticias. Es un espacio realmente cómodo y, por definición, está habitado por las cosas en las que estás interesado en clickear. Pero también es un problema grave: el conjunto de intereses en los que hacemos click (sexo, chismes, o temas relevantes a nivel personal) no son necesariamente el conjunto de intereses que necesitamos saber.”

Este fenómeno burbuja nace para hacernos la búsqueda y la navegación por la red más sencilla. Más personalizada. Sin embargo, como todo en la tecnología: un nuevo invento o dispositivo soluciona problemas pero genera nuevos. Lo había dicho hace mucho tiempo Dominique Wolton: cada TIC resuelve y crea problemas. Hoy, las herramientas de búsqueda tipo Google o las redes sociales o sitios como Amazon se volvieron “tan inteligentes” que pueden sacar conclusiones o predecir nuestro comportamiento a partir de los clics que vamos haciendo por la red.

Es decir, los algoritmos aprenden a partir de nuestras acciones y se nos adelantan. El problema es que solo nos muestran contenido de aquello que coincide con nuestras preferencias -pasadas- para buscar que nuestras preferencias actuales coinciden. La idea es sencilla: si vemos y leemos aquello que nos interesa pasaremos más tiempo en ese sitio y eso redunda en que puedan vender más y mejor publicidad. Es decir, estamos encerrados en nuestras preferencias. Pariser sostiene que lo importante de los filtros no es lo que muestra sino lo que ocultan. Ahí está la trampa. El daily me de los 90s se hizo realidad: todos tenemos sitios personalizados. Todos estamos leyendo aquello que nos interesa. Nada más y nada menos.

¿Podemos escapar del filtro burbuja? Claro que sí. Es un ejercicio. La próxima vez que hagas un scroll en una página pregúntate qué no estás viendo.


domingo, 29 de octubre de 2017

LOS FREELANCERS SE PREPARAN PARA EL FUTURO DEL TRABAJO MAS RÁPIDO QUE CUALQUIER OTRO


Por Lydia Dishman,  es Periodista (USA), especializada en temas que vinculan tecnología, liderazgo e innovación. Es colaboradora de Fast Company y ha escrito para CBS Moneywatch, Fortune, The Guardian, Popular Science y The New York Times, entre otros.

La fuerza de trabajo independiente está creciendo más de tres veces más rápido que la fuerza de trabajo de los EE. UU. en general, según la encuesta anual "Freelancing in America" (FIA) de Upwork y la Unión de Freelancers, recientemente publicada.

El número de trabajadores autónomos de los EE. UU. asciende a 57,3 millones, lo que representa un aumento del 8,1% en los últimos tres años, cuando la encuesta de la FIA calculó que la fuerza de trabajo independiente estadounidense total era de 53 millones. En comparación, la fuerza laboral de EE. UU. en su conjunto creció un 2,6%, de 156 millones a 160 millones, durante el mismo período.

A este ritmo, los autónomos serán la mayoría en 2027. Pero quizás lo más sorprendente es el hallazgo de que los autónomos parecen estar preparándose para este futuro más rápidamente que sus contrapartes en los empleadores tradicionales. Sondeando a más de 6.000 adultos que hicieron trabajo remunerado en el último año (2.173 de ellos eran profesionales independientes), casi la mitad (49%) de los autónomos a tiempo completo dijeron a los investigadores que su trabajo ya está sintiendo el impacto de la IA y la robótica. Solo el 18% de la mano de obra tradicional dijo lo mismo.

Tal vez es por eso que el 65% de los trabajadores independientes afirmaron estar permaneciendo por encima de la preparación profesional a medida que los empleos y las habilidades evolucionan y el aprendizaje automático se vuelve más sofisticado; más de la mitad dijeron que dedicaron un tiempo para mejorar en los últimos seis meses. Eso contrasta con el 45% de los trabajadores no autónomos que están tomando medidas similares.

Si bien la encuesta de la FIA no solicitó a los profesionales independientes que especifiquen qué habilidades laborales están desarrollando, este hallazgo podría sorprender a los investigadores de LinkedIn, que recientemente encuestó a más de 1,000 profesionales activos en la red ProFinder de la plataforma, y solo uno de cada cinco informó estar preocupado que AI podría eliminar sus trabajos en las próximas dos décadas. Hablando el mes pasado con Fast Company, el cofundador de LinkedIn Reid Hoffman lo explicó de esta manera:

La IA, como  amenaza masiva para el empleo, todavía está, de muchas maneras lejos de alcanzar diferentes áreas y diferentes zonas. Una parte clave del trabajo independiente es establecer una conexión rápida con un usuario o un cliente y luego descifrar el empleo y trabajar en él de ese modo. AI probablemente no sea un factor en relevante en ese aspecto.

Otra cosa clave que la mayoría de los autónomos están buscando es que quieren que este año vaya bien. Están trabajando para adquirir un grupo estable de clientes. Esa es realmente la principal amenaza, frente a "Oh, sí, tal vez haya alguna tecnología nueva que pueda venir a cambiar el panorama".

Por su parte, el CEO de Upwork, Stephane Kasriel, quien fue coautor del estudio de la FIA, no está de acuerdo. Estar en medio de la Cuarta Revolución Industrial significa que la automatización y la IA están impulsando el trabajo para cambiar en este momento. Kasriel dice que ahora estamos enfrentando una oportunidad única para guiar el futuro del trabajo, y que los autónomos tendrán una mayor influencia en eso de lo que la gente cree.

"Los profesionales que eligen trabajar como autónomos hacen esta elección sabiendo que, como su propio jefe, tienen el control de su destino", explicó Kasriel en un comunicado. "Los autónomos, por lo tanto, piensan de manera más proactiva sobre las tendencias del mercado y actualizan sus habilidades con más frecuencia que los empleados tradicionales, lo que ayuda a mejorar nuestra economía".


El presente ha sido publicado primero en la revista Fast Company (http://bit.ly/2hM6wte) y en este espacio con expresa autorización de la autora.


domingo, 22 de octubre de 2017

FLASH LABORAL ARGENTINA - Octubre 2017



FLASH LABORAL ARGENTINA - Octubre 2017 de Guillermo Ceballos Serra

Síntesis mensual de novedades laborales de Argentina.
Monthly summary of argentinean labor relations news

Presione View Fullscreen o Slideshare para ver a pantalla completa. 

sábado, 30 de septiembre de 2017

¿QUÉ APRENDIMOS DEL FUTURO?



Por Guillermo Ceballos Serra

El ser humano es el único ser del reino animal temporalmente tridimensional.  Los animales tienen conciencia de presente y memoria del pasado. El hombre tiene además expectativa de futuro. 
Cuando estamos pendientes del futuro, al tiempo observamos que se convierte en presente y casi inmediatamente en pasado. Esto significa que hemos enfrentado el futuro muchas veces en nuestras vidas y que cuando se convierte en pasado podemos tomar lecciones de lo ocurrido, de lo que esperábamos y de lo realmente sucedido.

Imaginemos el gran hito que significaba el año 2000, que jamás se tornaba en presente  y  que una vez acontecido se aceleró dramáticamente al punto que ya casi estamos llegando a la segunda década del siglo. El Y2K llegó repleto de  expectativas y  muchas aún permanecen incumplidas.

El mundo aceleró exponencialmente. En un  mundo estático los ancianos eran los más sabios, por el simple paso del tiempo, sabían más, solo por permanecer. El mundo era estático y el futuro inexistente. Luego, cambió, paulatinamente, lentamente, gradualmente… exponencialmente.

Nos formamos para un mundo en blanco y negro, porque no había grises. Hoy quienes cursan primer grado de la escuela primaria se retirarán del mundo laboral alrededor del año 2080. No sabemos como será el mundo en un año, ¿cómo educaremos y formaremos a nuestros niños?

Estamos transitando una época de pensamiento de frontera. Una frontera entre la era “analógica” y la era digital. Entre presente y futuro. Convivencia de modelos. Lo que conocemos y lo que intuimos. Vamos y venimos, nos maravillamos y nos asustamos. Disfrutamos la tecnología, la hiperconectividad,  pero… ¿qué pasará con el empleo? ¿Nos reemplazará un robot? ¿Seremos obsoletos próximamente?

Sin embargo, ya experimentamos el futuro muchas veces. Innumerables cambios, inventos e innovaciones y la humanidad supo como salir adelante. ¿Por qué ahora sería diferente? Aprendimos del futuro. Este aprendizaje me recuerda cada vez más, cuando se habla de digitalización, tanto como a principios de los noventa se hablaba de la globalización. La globalización es una realidad pero no tanto como se pensó que sería, en muchos aspectos fue atenuada, mejorada, contradicha, el Brexit, Cataluña, los nacionalismos…Es también un pensamiento de frontera, idas y vueltas del pasado al futuro.

Si analizamos los datos disponibles, según la International Federation of Robotics, hay 1,3 millones de robots industriales en las fábricas del mundo, de los cuales hay 27700 en América Latina y el Caribe (Mexico14000, Brasil 10000). Por lo cual en América Latina estamos en la edad de piedra en materia de robotización. Otro dato interesante, 75% de los robots esconcentrado en Corea del Sur, Alemania, Japón, Suecia y Singapur (mayor densidad de robots por obrero industrial). Atendiendo  ahora  al desempleo: Corea del Sur: 3,6% (ago. 2017),  Alemania: 3.7 % (jul. 17), Japón: 2,8% (jul. 2017). Si bien un solo indicador no nos permite analizar una economía, no deja de ser llamativo que los países más robotizados, cuentan con los menores índices de desempleo.

Otra lección aprendida,  es el concepto de destrucción creativa del empleo. En efecto, Joseph Schumpeter, decía hace tiempo que la destrucción creativa  es el proceso de transformación que acompaña a la innovación. La innovación es la introducción de una nueva función de producción. (Capitalismo, socialismo y democracia (1942).

Corroborando lo anterior, International Federation of Robotics, sostiene que existe un efecto multiplicador: se crean 4 empleos por cada nuevo empleo tecnológico. Por tanto el tema es, como siempre lo ha sido, ¿cómo gerenciar las transiciones? ¿Quiénes se ocuparán de los que se vean afectados por los cambios? ¿Qué quedará para los que no puedan recrearse? ¿La asignación universal?

Gobiernos, empresas, sindicatos, universidades, tendrán que aportar su contribución. Aceptar la innovación, con todas sus ventajas no será gratis, pero no podemos tan conservadores como para querer permanecer en el siglo XX.

Por tanto, el futuro no es tan tenebroso en materia de empleo como algunos estudios parecen plantear, ya aprendimos la lección, ahora trabajo continuo para gestionar transiciones. ¿El futuro será una sucesión dinámica de transiciones?

Por último, algunas conclusiones:
  • La capacidad creadora del ser humano tiene y tendrá nuevos ámbitos donde desplegarse
  • El cambio tecnológico será lo que la humanidad quiera que sea
  • Esencialmente será el fruto de las acciones deliberadas de los actores políticos, empresariales y sociales
  • Las mayores oportunidades de crecimiento están donde somos más débiles
  • La transición hacia la creación de nuevos empleos tendrá espontaneidad pero se necesitarán también acuerdos político sociales estratégicos
En el camino, nuestra función, deberá mantener su apertura mental, para no ser un inhibidor del cambio, sino para asumirlo y promoverlo, pero sin tirar gente por la ventana, colaborando en las transiciones en el ámbito empresario. Tengamos presente, que como dijo Gabriel García Márquez, "La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir”.