Octubre 2017

Hola a todos, ¡muchas gracias por sus visitas y comentarios! .

Este mes contamos como invitadas a 3 mujeres de altísima calidad profesional.

Por simple orden de entrega de los artículos, la primera se trata de la periodista estadounidense Lydia Dishman, especializada en los temas que vinculan tecnología, liderazgo e innovación, colaboradora de Fast Company y otras publicaciones de renombre. Lydia aborda el tema de la habilidad de los freelancers para prepararse rápidamente al futuro del trabajo.

La segunda es mi amiga Gabriela Olivan, Head of Corporate Communications for Hispanic South America, de Accenture Argentina, quien trata el tema de los filtros y algoritmos que nos presentan sólo los temas de nuestra preferencia.

Por último, nuestra colega Fabiana Gadow, Partner de InGrow Consulting, que reflexiona sobre el liderazgo femenino.

Por mi parte hago algunas reflexiones sobre la magnitud de los cambios que se avecinan y los prototipos del futuro.

Incluyo también el habitual Flash Laboral y un video de Sophie la primer robot ciudadana de Arabia Saudita y por ende mundial.

Como siempre los invitamos a dejar sus comentarios y seguirnos también en las redes sociales.

Guillermo

jueves, 27 de febrero de 2014

SIEMPRE EL TEMA DE LIDERAZGO




Por Juan Uribe, Senior Consultant - Partner - IRMOTASUNA - Capital Humano y Negocios

El informe de Deloitte, Human Capital Trends 2013, capta las opiniones de 1300 líderes de negocios y ejecutivos a cargo de RRHH en 59 países.

En ese informe aparece como principal tendencia/ preocupación (tanto global como en cada región – Américas, Asia Pacific, EMEA) el desarrollo de líderes y planes de sucesión.

Por otro lado, en un reciente artículo de McKinsey Quarterly (January 2014), Gurdjian-Halbeisen-Lane, señalan que las compañías americanas han malgastado tiempo y dinero en programas de liderazgo que no logran cubrir sus necesidades de nuevos líderes. Argumentan que en algunos de esos programas: las ideas que se tratan en esos cursos no tienen que ver con la vida real del mundo del trabajo; se subestiman los “modelos mentales” (principal resistencia a abordar cambios) y no se definen indicadores de proceso y resultado para verificar avances.

Mi experiencia en más de veinte años de trabajo en empresas al frente de áreas de RRHH, Capital Humano o como las llamemos, coincide de alguna manera con esa necesidad expresada en el informe de Deloitte y con ese diagnóstico de la gente de MCKinsey.

Vivimos tiempos de adaptabilidad y agilidad. De alta incertidumbre, creciente complejidad y obsolescencia inmediata (de lo tecnológico y, en algunos casos, de las ideas y conceptos).

En mi búsqueda por entender y ejercer mejor el liderazgo pude formarme con Heifetz y Linsky en la Kennedy School of Government, en Harvard. Allí empecé a entender el liderazgo como práctica, que como tal se aprende y perfecciona. Pude empezar a salir de la trampa de “ser líder” (con toda la connotación que lleva) para hablar de “estar liderando”. Un comienzo de ruptura del viejo paradigma, para saber que es posible liderar con y sin autoridad. Vislumbrar que quien está liderando, afronta conflictos, es disruptivo, devuelve el trabajo, frustra con propósito, tiene mirada sistémica. Todo lo opuesto al clásico curso / modelo de liderazgo que nos dice qué hacer frente a un equipo con tal o cuáles características…

Recomiendo vivamente el libro Liderazgo sin límites, de Ronald Heifetz y Marty Linsky, publicado en castellano por Paidós Empresa, 2011.  Allí los autores, nos brindan la base de sus conceptos de liderazgo de manera sencilla y práctica.

No hay comentarios: