ABRIL 2017

Hola a todos, ¡muchas gracias por sus visitas y comentarios por el nuevo aniversario!

Este mes es nos acompaña desde México, Ariana Gonzale, Human Resources Coordinator - Latam , Bureau On Target - Atracción de Talento, quien escribe sobre el trato que reciben los postulantes de parte de las organizaciones.

El otro invitado es un distinguido colega, Eduardo Cortés, Consultor en Management y Gestión de Recursos Humanos y Profesor de Recursos Humanos en la Universidad de Ciencias Sociales y Empresariales (UCES), que se refiere a las nuevas funciones que debe ejercer la función del director de RRHH.

Por mi parte he escrito sobre el trabajo moderno y reflexiones para la creación de nuevos empleos en la era digital y el habitual Flash Laboral. He incluído tambien un video sobre el rol de RRHH en la transformación digital.

Como siempre los invitamos a dejar sus comentarios y seguirnos también en nuestro Facebook Profesional www.facebook.com/ceballosserra

Guillermo

viernes, 25 de mayo de 2012

ORGULLOSAMENTE, BABY BOOMER


Por Guillermo Ceballos Serra

“Trabajo 11 horas por día, estoy conectado al teléfono las 24 hs, corro 30 minutos todos los días y practico tenis el sábado. Me encantan los aviones, leer en los aeropuertos y no me molesta la vida de hotel. Mi esposa y mis hijos no se quejan. Es más, a veces alguno me acompaña en algún viaje y mientras trabajo hacen turismo. Amo la vida corporativa. Mi vida personal y laboral están unidas y no tengo conflicto entre ellas. Más aún, en las oficinas no necesito baby sitter ni play station”.

A veces me pregunto qué ocurriría si un reclutador escuchara una declaración semejante de un postulante. ¿Tendría la madurez suficiente para procesar lo que escucha sin huir despavorido? Hace tanto tiempo que escuchamos sobre las bondades de la juventud y la generación Y que nos imaginamos a los mayores de 45 años como seres anquilosados, cavernícolas informáticos, enfermos por el trabajo y cerrados a las nuevas ideas que aparecen en el mundo.

Recientemente asistí a una conferencia donde una ejecutiva de recursos humanos (que se auto incluía en la Generación X), hablaba de las bondades de los jóvenes Y, de su habilidad para dominar dos o más idiomas, sus viajes y conocimiento del mundo y su natividad tecnológica y múltiples proyectos de vida. En cierto sentido se regodeaba también de que ya quedaban muy pocos baby boomers en la organización. (¿Extinción?). Más allá de convencerme de haber perdido una hora de mi tiempo, me di cuenta que los jóvenes que la señora describía, son los que asistieron a colegios bilingües, seguramente pasaron por universidades privadas, viajaron financiados por sus padres, y dejarían cualquier trabajo por un curso de teatro. En síntesis, padres que perciben más de us$ 3000 por mes, es decir una sensible minoría en Argentina y muchos países de Latinoamérica. Por tanto, ¿de quienes hablaba? Otra muestra de lo que se repite incansablemente, sin reflexionar y se transforman en verdades pétreas.

La realidad es que en las organizaciones hace falta la convivencia de todas las generaciones. Experiencia y potencial. Mentores y aprendices, quienes corren y quienes hacen la pausa. Por otra parte, la perspectiva de vida aumenta sin cesar, la maduración se hace más saludable, con creciente conciencia del cuidado de la salud y disponiendo de elementos para lograrlo.

Lo tecnológico se hace cada vez más amigable y el manejo informático se masifica con estándares de razonabilidad. En definitiva hay algunos que suman años y maduran y hay otros que simplemente envejecen, pero independientemente de la generación a la que pertenecen.

Me pregunto por tanto, si la vida productiva se extiende, la vida biológica se extiende fácilmente en 20 años después de la edad jubilatoria, si hay “guerra y escasez de talento”, crisis económica por doquier y desfinanciamiento de los sistemas de jubilaciones y pensiones, ¿Por qué la sociedad fomenta y las organizaciones postulan e implementan políticas de retiro anticipado y los ayudan para que se retiren? Siendo que favorecen a los más talentosos, contando con retiros voluntarios o pensiones corporativas para que inicien emprendimientos personales muchas veces muy exitosos.

Las organizaciones debieran plantearse seriamente la posibilidad de contratar y retener gente talentosa madura.

Sin duda de hacerlo, deberían encarar, tal como hacen para atraer los jóvenes Y, proyectos desafiantes para sus habilidades específicas, beneficios diferenciados, entrenar a los jefes para liderar gente años mayor tal como entrenamos a los mayores para liderar a los jóvenes, desarrollar un programa de capacitación continua, no para llegar a alguna meta o cargo, sino para continuar creciendo como personas, como profesionales y también como organizaciones.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente Guillermo tu artículo “ Orgullosamente Baby Boomer “



Abrazo



Joaquin Corsiglia

Anónimo dijo...

Hola Guillermo
Como siempre un placer y un aprendizaje ingresar a tu blog.
Cariños
Josefina

Gabriel Mocías dijo...

Guillermo. Excelente tu editorial. Es muy interesante tu reflexión sobre como las organizaciones, mal asesoradas por algunos profesionales de RRHH "descartan" ó mejor dicho desplazan a los mayores y potencian a las nuevas generaciones, dejando de lado lo enriquecedor que sería la interacción y el aporte de cada una de ellas. Un abrazo

GUILLERMO CEBALLOS SERRA dijo...

Hola Joaquin, muchas gracias por tu comentario!.Muy feliz de que haya resultado de tu interés.
Un abrazo

Guillermo

GUILLERMO CEBALLOS SERRA dijo...

Josefina, el aprendizaje es mutuo.
Beso.

GUILLERMO CEBALLOS SERRA dijo...

Hola Gabriel, gracias por el comentaria. De eso justamente se trata, aprovechar del talento de cada generación.
Abrazo
Guillermo

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo "Orgullosamente baby Boomer..." Delfín Luis M.Huergo