Abril 2018

Hola a todos! Muchas gracias por todos los mensajes públicos y privados por el 10 Aniversario.
Pero como en el espectaculo, el show debe continuar.

Participan este mes, Marcy Fetzer, PhD, Managing Director BYU Employee Experience de Brigham Young University, Provo, Utah, USA. Marcy participa por segunda vez y aborda hora el tema como liderar para que los colaboradores quieran seguirte. (Si hay algo poco claro, es porque yo traduje su texto).

Participa también Jessica Triana, Coach Ejecutivo y Organizacional, Directora de Armonía en Acción de Bogotá, Colombia. Jessica participa generosamente por primera vez reflexionando sobre una cultura mas humana como indicador de éxito de la trasformación digital.

He agregado un video interesante sobre transformación digital. Pro mi parte he abordado la "despedida" de los millennials por la llegada de una nueva generación y el habitual Flash Laboral.

Como siempre sus comentarios son bienvenidos.

Saludos
Guillermo

lunes, 10 de octubre de 2016

TIRE LA MASCARA Y SEA AUTÉNTICO


Por Ricardo Robles, Gerente Corporativo de Gente e Gestäo - Recursos Humanos - Grupo M Cassab (San Pablo, Brasil)

¿Usted se oculta de sus colaboradores?

Muchos líderes tratan de ocultar sus defectos detrás de una fachada amable. Muchos tratan de comportarse de la manera que se imaginan que se comportan "grandes" líderes.

El liderazgo es ya una tarea muy difícil. Es necesario disciplina y requiere flexibilidad y capacidad de reinventarse cada momento. Reinventarse y adaptarse a las diferentes características de las personas, la búsqueda de la mejor manera de comunicarse con ellas no significa la creación de personajes. Cuando abdicamos de nuestras características básicas construimos barreras directas contra nuestra espontaneidad y es precisamente donde habita lo mejor de nosotros.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el líder no es y no tiene por qué ser un superhéroe. Él no necesita saber todo. Pero necesita inteligencia emocional para construir y ampliar su círculo de influencia, conectando a las personas que tienen habilidades, conocimientos y entusiasmos diferentes. La sensibilidad y la empatía permiten que el líder de una visión de conjunto a través del equipo. Sabiendo conectar correctamente las diferencias, se puede construir un equipo que pueda acercarse a la excelencia.

La complejidad de hoy hace que sea casi imposible que exista una sola fuente de solución para los problemas. El líder debe crear los enlaces adecuados y aprender a unir a las personas con características diferentes, creando un propósito que haga participar y hacer que la gente camine  en una dirección. Nótese que caminar en una dirección no significa tener los mismos objetivos.

No hay duda de que la motivación hace que los empleados estén  más comprometidos, responsables y motivados. Sin embargo, el individuo tiene su propia motivación. Corresponde al líder encontrar el punto de convergencia entre las aspiraciones personales de cada individuo y el propósito de la organización. El objetivo es dar transparencia a los empleados, haciéndoles ver que el buen trabajo y el matrimonio grupo les ayuda a alcanzar sus sueños y metas.

El éxito del equipo acerca cada empleado su propio sueño, teniendo en cuenta que los valores suyos,  de la organización y del equipo sean compatibles. También es necesario entender el perfil y el papel de cada individuo. Es necesario explorar lo mejor de cada uno. Un profesional que juega un papel por debajo de sus capacidades, pronto perderá el estímulo.  Del mismo modo, pedir a un profesional que desarrollan un papel mucho más allá de sus capacidades lo desalentará afectará su autoestima. No todos los retos son posibles y cuando estos están más allá  de su  capacidad profesional, puede desalentarlo y  desestabilizarlo emocionalmente.

Nadie trabaja exclusivamente para los dividendos de los accionistas. Sin embargo, el profesional comprometido y con un objetivo claro y definido sabe que  el buen trabajo contribuye a los buenos resultados y lo aproxima a la consecución de sus sueños personales.

Al tratar de ser otra persona, se desgasta la confianza y sólo despierta dudas sobre su verdadera identidad. La gente no se conecta a la perfección. Todos somos imperfectos y si tratamos de sostener una imagen perfecta afecta  a la gente, ya sea porque la disminuyen, ya sea porque saben que la perfección no existe. Las personas se conectan y son más sensibles a las imperfecciones. Permítase la oportunidad de cometer errores y ver, con humildad, sus imperfecciones. Usted se sorprenderá con la capacidad e inclinación para ayudar que las buenas personas tienen frente a la debilidad de los demás. Esto les da también la oportunidad de mostrarse.

Por lo tanto, quítese la máscara y sea quien realmente es. Esto puede mejorar sus relaciones, generar confianza y crear mejores resultados de negocio. Sea honesto acerca de los propios defectos y pedir a los demás ayuda cuando necesitamos determinar cómo invertir más de su YO auténtico en el trabajo que desempeña.

La inteligencia emocional permite a la gente a actuar de acuerdo con las percepciones de sus propios sentimientos y de los otros. Cierre las puertas a los prejuicios y abrase a la posibilidad de intercambiar y aprender. Las personas que no todos son iguales y no pueden exigir la misma inteligencia emocional y los mismos valores a todos, pero se puede actuar sobre las acciones reales en lugar de protegernos de antemano los problemas aún no revelados.

Un líder debe, sobre todo, tener el carácter y el valor para liderarse a sí mismo y comprender sus puntos fuertes y puntos de mejora.


No hay problemas sin solución. Hay soluciones que no conocen. Conéctese y descubra nuevas alternativas.

No hay comentarios: